Victoria ante Oviedo en la última jugada del partido

El BM Caserío ha conseguido la victoria en el primer partido de la fase de ascenso a División de Honor Plata Masculina ante el Unión Financiera de Oviedo por 22-21 en una primera parte en la que los anfitriones se marcharon al descanso con una ventaja de tres goles (14-11), pero la segunda parte tuvo otra dinámica con unos minutos finales de infarto con empate a 21 goles en el último minuto y finalmente, Agustín Unzner anotó el tanto del triunfo a falta de 8 segundos para el pitido final.

Comenzó el partido con ambos equipos algo acelerados por las ganas de adelantarse pronto en el marcador. La primera ocasión fue para los asturianos, pero Imanol realizó una gran parada y en la siguiente jugada, Pablo Campanario sería objeto de falta, lo que le costó dos minutos a Cancio. Tras el saque de falta, sería Javi Torre, el que abriría la lata para el Caserío con un potente lanzamiento ante el que nada pudo hacer el portero Magnol Suárez. Poco después, sería Tolmos el que pondría la igualada en el marcador y ese gol animó a los ovetenses que se pusieron con 1-3 en los primeros cinco minutos de juego.

Dos minutos después, sería el Caserío el que empataría el partido gracias a un tanto de Thomas Werner, aunque Ignacio Huerta volvería a poner por delante a los asturianos con el 3-4 (min. 7). Los pupilos de Santi Urdiales no se rendían y empatarían de nuevo el partido con goles de Werner y Juan Lumbreras a los 10 minutos de juego y al filo de los 12 minutos, Javi Torre anotaría el 6-5 para los locales.

Pocos minutos después, en la mitad de la primera parte, llegaron los problemas para el equipo de Ciudad Real, con la la descalificación de Javi Torre tras una acción defensiva del equipo en la los colegiados decretaron la tarjeta roja para el jugador del Caserío. Dada la importancia de Torre, parecía que esto iba a afectar al conjunto local, pero no fue así ya que la defensa se mostró muy contundente y se llegó a los 20 minutos con empate a 8 goles.

El Caserío insistía en atacar y pasados los 25 minutos llegaría el 11-10 obra de Agustín Unzner. Los últimos cinco minutos del partido fueron de dominio local consiguiendo una renta de tres goles firmando un parcial de 4-1 (14-11) y con ese marcador se llegó al descanso.

Tras el paso por vestuarios, el equipo asturiano salió más agresivo, sobre todo, en ataque con un gran Maxi Cancio repartiendo el juego y el guardameta Suárez salvando a los suyos con varias paradas, prueba de ello fue que en el minuto 39, el Oviedo anotó tres goles casi consecutivos logrando el empate a 17 cuando perdía de tres goles. Poco después, el visitante Ricardo Díez fue descalificado por un golpe a Campanario. En este tramo del partido, las defensas se imponían a los ataques y los goles llegaban con cuentagotas. A los 50 minutos, de nuevo el electrónico reflejaba un empate a 18 y solo quedaban diez minutos para el final del partido.

El marcador apenas se movía y en el minuto 55, el Caserío tomó la delantera con 20-19 gracias a un gol de Julián López Mon, aunque en la jugada siguiente, el Oviedo volvió a colocar las tablas en el marcador con un tanto de Daniel Tolmos.

Poco después, sería Werner el que anotaría el 21-20 para los locales y casi durante tres minutos el marcador no se movió, hasta el minuto 57, cuando Ignacio Zapico anotaría el empate a 21 para los asturianos.

En el tiempo que restaba, Antonio Malla pidió tiempo muerto para organizar al equipo y Santi Urdiales hizo lo propio a falta de 25 segundos manteniendo la posesión. Podía pasar cualquier cosa, pero apareció el último fichaje del Caserío, el argentino Agustín Unzner para lanzar y mandar el balón al fondo de la portería de Magnol Suárez a falta de ocho segundos y con este gol, el Caserío consiguió la primera y vital victoria en su camino al ascenso a División de Honor Plata Masculina (22-21).

Triunfo del filial de Anaitasuna ante Handbol Esplugues

En el partido que abría esta fase de ascenso entre el Anaitsasuna y el Handbol Espluges, se llevó el triunfo el equipo navarro por 25-24 (12-9 al descanso) en un partido que estuvo muy igualado y en el que los catalanes vencían por 21-22 a falta de diez minutos, pero los navarros consiguieron remontar el partido para lograr el primer triunfo.

Este sábado 5 de junio, el Caserío se medirá al Anaitasuna a partir de las 18:00 horas y el Handbol Espluges hará lo propio ante el Unión Financiera de Oviedo a las 20:30 horas.