Tablas en el derbi ante Bolaños

Diario La Tribuna
Balonmano Caserío y Bolaños han firmado tablas en un emocionante derbi, donde los visitantes han logrado equilibrar una desventaja que llegó a ser de hasta siete goles en el inicio del segundo periodo (19-12, m. 36). Sin embargo, la fe de los de Carlos Yuste, con una notable mejoría en defensa les permitió llegar con opciones de puntuar. Un siete metros detenido por Mario Blanco a Fran Vidal con el reloj a cero fue el cierre a un choque realmente espectacular. Una fiesta del balonmano provincial que concluyó en empate, con sabor más dulce para el Bolaños ante un Caserío que llegó mucho más justo de fuerzas a los minutos decisivos.

El primer periodo tuvo un ritmo muy alto y estuvo marcado por las alternativas. Las paradas de Pablo García permitieron al Caserío irse con tres goles de renta, a pesar de los cinco tantos de Victoriano Alises. Los cambios defensivos de los bolañegos fueron bien leídos por parte de un Caserío que, más allá de algunas pérdidas de balón, supo aprovechar sus opciones de correr en ataque, gracias a la labor defensiva, rematada con varias intervenciones de mérito de su portero.

Tras unos primeros compases de mucha igualdad y ritmo vertiginoso, el primer arreón de los bolañegos (6-8) fue sofocado por el Caserío aprovechando una doble exclusión. El ataque coral de los locales, con varios jugadores aportando, permitió que se fuesen al descanso con su mayor renta hasta ese momento (15-12).

En el arranque del segundo periodo se mantuvo la dinámica. Pablo García fue un muro y la distancia se disparó hasta los siete goles (19-12, m. 36), lo que obligó al técnico visitante, Carlos Yuste, muy enfadado también con algunas decisiones de los colegiados, a solicitar tiempo muerto. Siete minutos y medio tardó el cuadro bolañego en perforar la meta local (19-13), aprovechando una exclusión de Francisco José Ruiz.

A partir de ahí el choque entró en una fase donde las defensas se imponían a los ataques, con lo que los locales pudieron ir administrando su renta. Minutos de inspiración ofensiva permitieron al Bolaños colocarse a tres (24-21, m. 49) y Santi Urdiales, técnico del Caserío, llamó al orden a los suyos.

Con 26-24 (m. 53) el Caserío cambió de portero y una exclusión de un exhausto Campanario deparó un siete metros transformado por Victoriano Alises (26-25, m. 55) para aumentar la tensión. Fran Vidal respondió con otro 7 metros transformado (27-25, m. 57) y Alises empató el duelo ya en el último minuto (27-27). En la acción final, los coelgiados decretaron defensa interior ante las protestas de los visitantes, pero Mario Blanco salió al rescate de los suyos al detener el lanzamiento de Fran Vidal.

FICHA TÉCNICA.

CASERÍO CIUDAD REAL. Pablo García, Campanario (6), Werner (3), Juan Lumbreras (1), Javi Torre (3), Mauro Jaureguiberry (1) y Álex Abad (siete inicial) Julián López Mon (4), Francisco José Ruiz (2), Fran Vidal (5), Enrique Chacón, Rodrigo Martín-Pozuelo, Óscar Caballo, Miguel Ángel Pérez (2), Óscar Pinilla e Imanol Rodrigo.

BM BOLAÑOS. Javi de Cruz, Victoriano Alises (9), David Gallego (6), Candeleda (5), Juli Granados (4), Robertino Pagano, Padilla (siete inicial) Alejandro Calzado, Miguel Blanco (1), Lorenzo Calzado, Miguel Ángel Caraballo (1), Mario Blanco, Rafael Moya, Jean Jesús (1), Manuel Sánchez-Gil, Miguel González Campelo.

ÁRBITROS. Alberto Vera Ávila y Carlos Vera Ávila. Excluyeron dos minutos a Francisco José Ruiz, Mauro Jaureguiberry, Campanario, Lumbreras, Javi Torre; Miguel Blanco, Padilla, Manuel Sánchez-Gil.

PARCIALES. 3-1, 5-5, 6-8, 9-9, 12-11, 15-12 (descanso); 18-12, 20-14, 21-16, 24-21, 26-24, 27-27 (final).

INCIDENCIAS. Encuentro correspondiente a la decimoséptima jornada del Grupo F de Primera Estatal, aplazado en su día, disputado en el pabellón Quijote Arena ante el aforo máximo permitido de 300 espectadores.